martes, 4 de mayo de 2021

I Met a Traveller in an Antique Land

Connie Willis es una autora cuyas historias siempre disfruto mucho, especialmente las que involucran viajes en el tiempo.

En esta historia conocemos a Jim quien está de visita en Nueva York para reunirse con editores acerca de la publicación de contenido similar a su blog acerca de la nostalgia por los objetos. En una entrevista da su opinión sobre los libros impresos y esa misma tarde se ve forzado a buscar refugio de la lluvia en un establecimiento que parece una librería de segunda mano. Ahí conocerá a Cassie quien le muestra parte del lugar y le da algunas pistas acerca de las verdaderas fuentes de obtención de los libros.

Al principio parece que la historia va a ser acerca del amor por los libros y cómo siempre será una experiencia única su lectura, sin embargo poco a poco vemos que no, hay algo más que eso en la trama.

Jim es una persona con ideas muy claras sobre las asuntos que trata y junto con él, los lectores vamos encontrando contrargumentos a su postura sobre el uso de los objetos de la vida cotidiana.

Me gustó mucho cómo Jim cambia radicalmente su punto de vista, llegando a la obsesión por el tema de los libros y cómo conservarlos.

Mi personaje favorito es Cassie, quien es mucho más de lo que aparenta: encargada de una tienda de libros, mejor dicho, de un almacén donde se cuidan libros. Su carácter es fuerte y está siempre resolviendo situaciones con agilidad y eficiencia. Me hubiera gustado (al igual que a Jim) saber los detalles del funcionamiento y de la conservación de los libros.

Una historia sobre los libros como objetos y el valor que tienen en el terreno sentimental.



No hay comentarios:

Publicar un comentario