martes, 2 de febrero de 2021

El gato que leía del revés

Jim Qwilleran es un periodista que acaba de llegar a la ciudad de Pickax located en Moose County. Lo asignan a la sección de arte para que haga contrapeso a las críticas mordaces de George Bonifield Mountclemens. Al principio Jim cree que el autor es una invención pero luego lo conoce y no solamente simpatiza con él sino que se vuelve su inquilino en el departamento debajo de su casa, así como en el cuidador de Kao K'o-Kung, el gato siamés que le da título al libro.

Cuando Qwilleran empieza a entrar en el mundo artístico de la ciudad se da cuenta de que los integrantes, además de la envidias y rencores usuales, se unen en contra de Mountclemens. La situación no parece ser diferente a la de cualquier otro lugar, hasta que empiezan a suceder hechos misteriosos y muertes, los cuales investigará (y resolverá) con ayuda de Kao K'o-Kung, a quien llama cariñosamente Koko.

Obviamente mi personaje favorito es Koko, pues no solamente es un gato hermoso sino que también tiene habilidades peculiares: como anuncia el título, lee el periódico del revés, presiente hechos y es capaz de juzgar a los humanos con certeza.

En cuanto a los humanos, Qwilleran si bien no es simpático de entrada también tiene sus propias peculiaridades que lo hacen entrañable: su bigote parece tener la habilidad de expresarse por sí mismo y de darle algunas pistas de su entorno.

Uno de los elementos que no me gustó es el papel que desempeñan los personajes femeninos: son el motivo de algunos de los malos entendidos pero en sí no tienen un protagonismo ni un desarrollo suficiente en la historia.

Una novela entretenida no solamente para quienes gustan de los gatos sino también para quienes disfrutan recolectar pistas y adivinar las soluciones antes que los personajes.













Libro para la consigna 10. Primer libro de la autora, del reto de lectura Voces femeninas de Babelio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario