miércoles, 17 de febrero de 2016

Los osos hibernan soñando que son lagartijas

De uno de mis escritores favoritos de literatura infantil, llega esta novedad con osos. Desde que vi la portada se me antojó mucho leer la historia de Eric y Santiago, hijo y padre que se lanzan a un largo viaje por carretera para ir a ver al abuelo.

El estilo de Juan Carlos Quezadas es definido y en esta historia las reflexiones del papá oso tienen el tono característico de quien desea dar más que una historia: dejar ideas para seguir rumiándolas.

Eric es un puberto diferente, no deja de tener características propias de su edad pero es simpático y curioso, sus ganas de saber la historia de dónde proviene son contagiosas.

Santiago, un exescritor que busca confesarse pero sin hacerlo, es un padre que también ha sido hijo y parece que necesita del viaje para reconciliar esas dos facetas de su vida.

Me hubiera gustado mucho ver la representación de esta historia en un escenario, me tengo que conformar con las bellas ilustraciones de Richard Zela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario