miércoles, 5 de agosto de 2020

Radio Silence

He leído los tres volúmenes de Heartstopper que se han publicado y es una historia que disfruto mucho. Tanto, que tenía pendiente leer una novela de la misma autora, Alice Oseman, y empecé con Radio Silence.

Se trata de una chica que está en la preparatoria y su gran deseo es estudiar en Cambridge: es una alumna ejemplar, representante del alumnado y cumplida, reservada e introvertida; secretamente es fan de un podcast en Youtube sobre un futuro desolado. Las circunstancias del destino la llevan a conocer al Creador y a partir de ahí su vida dará un giro que no esperaba.

Los personajes jóvenes me simpatizaron desde el principio: quienes aún no han encontrado a las personas con las que pueden compartir sus pasiones y por consecuencia sus deseos para el futuro. El momento en el que los dos se encuentran es fundamental para cada uno de ellos y sin embargo tardan en reconocerlo.

En cuanto a los adultos, casi aparecen como parte del decorado, la única que tiene mayor relevancia es la mamá de Frances: acompaña a su hija y la apoya pero no es intrusiva y nunca le dice qué tiene que hacer, más bien la ayuda a ir descubriéndolo por ella misma.

La trama en la que Aled no sabe cómo reaccionar cuando se descubre su secreto es lo que lleva al lector a querer seguir leyendo para saber si tendrá un final feliz. Lo que más me gustó fue la idea de que no es necesario ser el mejor de la clase, ir a la universidad o tener un empleo convencional sino encontrar el propio camino y seguirlo.

Una historia de amistad y de amor fraternal sobre esa etapa en la que ni uno mismo sabe quién es.


lunes, 3 de agosto de 2020

El despertar

Una novela tremendamente moderna y adelantada a su época: se publicó por primera vez en 1899 y trata acerca de Edna Pontellier, una mujer casada que poco a poco se va transformando y alejando del estereotipo de madre y esposa.

Primero que nada: no me gustó el desenlace. Me sorprendió desagradablemente que después de la enorme evolución de la protagonista, tuviera ese final. Fuera de eso, es una novela llena de sorpresas agradables: la manera en la que somos testigos de los cambios de Edna, quien de manera tan natural se percata de que no quiere ser lo que la sociedad espera de ella.

Mi personaje favorito es Mademoiselle Reisz, una pianista que se vuelve la confidente de Edna, quien le ayuda a ver con otros ojos la situación que está atravesando y su vida en general; quien no la juzga ni la limita sino que le hace preguntas para que ella sola llegue a sus propias conclusiones.

Mi personaje odioso fue Robert Lebrun, el interés amoroso de Edna, resulta ser un hombre que en apariencia reta a la sociedad en la que vive pero que al final resulta ser tan típico como todos los demás.

Me gustó mucho cómo Edna no solamente desarrolla una independencia emocional de su familia sino que también lo empieza a hacer en lo económico y, por si eso fuera poco, con una actividad que la apasiona. 

Una historia muy recomendable sobre cómo una mujer puede ser capaz de cambiar de rumbo su vida, incluso cuando parece que ya todo lo tiene resuelto.





































Esta lectura es parte de la dinámica de lectura Insolente bingo violeta organizado por Stiby y Kami.


viernes, 31 de julio de 2020

On a Red Station, Drifting

Aliette de Bodard es una autora nacida en Estados Unidos pero que creció en Francia. Escribe ciencia ficción y sus libros han recibido varios premios del género, como el Premio Nebula.

Esta novela pertenece al Universo de Xuya, una serie de textos desarrollados en un mismo universo alterno en el cual China llega primero al continente americano y las consecuencias que ese hecho trae para todo el mundo.

Esta historia se centra en Lihn, una magistrada en busca de refugio, quien lleva a la Estación Prosperidad donde vive una parte de su familia. Ahí intentará comprender los hechos que sucedieron en su mundo además de verse envuelta en las intrigas familiares.

Hay muchos detalles del universo que a primera vista son difíciles de comprender: la memoria que llevan de sus ancestros y cómo se pueden comunicar con ellos; la estación que es una inteligencia artificial. Una vez que el lector entra "en sintonía" es más sencillo seguir el hilo de la historia.

La lucha de poder que se da entre los miembros de la familia es intensa: por un lado los que confían en Linh y por el otro los que no; los que desean mantener la estabilidad y los que buscan un cambio.

Me gustó mucho cómo la protagonista debe ir descifrando la mejor forma de acercarse a sus familiares de tal manera que junto con ella vamos descubriendo las verdaderas intenciones: las reflexiones de los personajes son tan importantes como sus acciones, sobre todo cuando están regidas por una tradición que deben respetar. 

Después de leerla, encontré en la página web de la autora una sección especial dedicada a explicar el contexto y eso me ayudó a entender detalles que se me habían escapado: al ser parte de una serie de historias desarrolladas en el mismo universo, hay elementos que se dan por hecho y no se explican como tal, si bien, como señala la misma autora, no son secuenciales y pueden leerse por separado.

Aquí se puede leer en inglés.






















Esta lectura es parte de la dinámica de lectura Insolente bingo violeta organizado por Stiby y Kami.


miércoles, 29 de julio de 2020

Nadie nos oye

A Nando J. López lo conocí primero como colega profesor y luego como autor de LIJ. Sus libros donde recopila experiencias sobre la enseñanza son muy divertidos, igual que su cuenta en Twitter sobre ese tema.

En cuanto a sus novelas, he leído tanto las dedicadas a los jóvenes como La edad de la ira y las dirigidas a adultos como Hasta nunca, Peter Pan. En ambos casos, se nota su cercanía con los jóvenes y su interés por ellos.

En esta novela conocemos a un grupo de jóvenes que se dedica al waterpolo y cómo un crimen rompe con su estabilidad. La narración se lleva a cabo tanto en voz de los chicos como de los adultos que los rodean: parte del equipo administrativo del waterpolo como de quienes llevan la investigación del crimen. 

Los chicos del equipo de waterpolo asisten a una escuela especial para deportistas, mientras que en el barrio existe otra escuela en donde la mayor parte de los estudiantes son de ascendencia extranjera. Eso provoca enfrentamientos entre ellos e incluso los lleva a tomar partido por alguna de las dos instituciones.

El racismo y el clasismo se manifiestan de diferentes maneras tanto entre los adultos como entre los jóvenes y ese será uno de los elementos predominantes durante la investigación del crimen: afortunadamente se verá una faceta esperanzadora sobre este tema en el desenlace.

Me gustó mucho la manera en la que se combinan los narradores para ir conociendo a los protagonistas y descubriendo los por qués del crimen. Las relaciones entre los chicos del equipo y los adultos dejan mucho qué desear, tal como en la vida, es necesario que quienes estamos alrededor de ellos desarrollemos empatía e interés por ellos.

Una historia sobre la amistad, los primeros amores y un crimen que se pudo haber evitado.



domingo, 26 de julio de 2020

Such A Fun Age

En mi lista tentativa de lecturas para The reading rush 2020 no había contemplado la novela del Book Club de este año.

Kiley Reid es la autora de esta novela, que además es parte del Club de lectura de Resee Whiterspoon, así que tiene muchas buenas opiniones.

Se trata de la historia de dos mujeres que en apariencia no tienen nada en común: Alix y Emira. La primera es una mujer que tiene su propio negocio, está casada, tiene dos hijas pequeñas y recién se mudó de Nueva York. La segunda es una chica de 25 años que no sabe hacia dónde irá su vida, consigue trabajar como niñera de Briar, la hija mayor de Alix, y tendrá una relación muy significativa con la niña.

Las dos protagonistas tienen sus altibajos tanto en el desarrollo de la trama como en su pasado, la dos tienen dudas y la manera en la que deciden resolverlas es lo que las definirá no solamente ante los demás, sino ante sí mismas.

El racismo es un tema que está presente desde el primer capítulo y se va desarrollando no solamente a través de la relación entre las protagonistas: Kelley, el interés amoroso de Emira, quien tener una atracción por personas áfrico-americanas; las amigas de Alix, una de ellas también áfrico-americana, la cual es presentada como su "pase" para no ser considerada racista.

La revelación que une a las mujeres me tomó por sorpresa: la manera en la que cada una de ellas reacciona a esa nueva unión revelará cómo su carácter las puede sorprender incluso a ellas mismas.

Una historia sobre cómo una misma situación se puede interpretar de distintas maneras, sobre el ser fiel a uno mismo y sobre las injusticias que siguen existiendo en el mundo.