sábado, 9 de diciembre de 2017

Informe preliminar sobre la existencia de los fantasmas

Le había echado el ojo a esta novela desde hacer un par de FIL pero otras lecturas me ganaban el presupuesto. Lo adquirí este año y me lo llevé a mi cita en el IMSS con la idea de que me ayudara a pasar los tiempos de espera y funcionó tan bien que al llegar a mi casa seguí leyendo con mucho entusiasmo.

Gumaro es un puberto que parece no tener remedio: reprobó un montón de materias y parece que nada le importa ni le interesa (me recordó a tantos de mis alumnos que por un momento pensé que eso me iba a impedir disfrutar la historia, pero no, me gustó ver su vida, si acaso para hacerme una idea de cómo son los que yo conozco) y cuando es llevado a la oficina del Dire por enésima ocasión en el ciclo escolar, le dejan una investigación de un tema que él decida. Como su mente es todo menos organizada, dice una de las primeras cosas que se le ocurren para salir del paso. El Dire acepta con la condición de que trabaje con Cordelia, una de sus compañeras del salón.

Obviamente la investigación no tiene ni pies ni cabeza pero entre la prueba y el error para demostrar su punto Gumaro descubrirá secretos de varias personas a su alrededor, lo cual lo lleva a madurar y a pensar un poco más en lo que sucede sin que se dé cuenta por estar en su mundo y nada más.

Los adultos en la historia son personajes secundarios fuertes no sólo por su participación en la trama sino por su carácter: el profesor que deja de ser una figura nebulosa para convertirse en un ser humano de carne, hueso y sueños; el abuelo serio que sorprende por su generosidad; la madre preocupona que trata de dejar crecer a su hijo; el padre con su sorpresa a medio libro que permite abrir el panorama.

Los otros pubertos de la historia son ayuda, aliciente ya veces estorbo para Gumaro: el mejor amigo que está para apoyarlo, el interés amoroso que los distrae (aún más) y la acompañante en la investigación. Cordelia es una puberta que esconde un dolor que se ve a simple vista aunque sus motivos no sean tan obvios: me encantó cómo evoluciona la relación entre los dos, de no soportarse, a preocuparse el uno por la otra.

Una gran lectura que quisiera que los pubertos pudieran leer porque toca muy sutilmente el tema del acoso escolar, tal como lo estaba buscando: los deja que sean los propios lectores los que vayan sacando sus conclusiones para al final ayudarlos a ver claramente de qué se trataba todo el asunto.



Reto de lectura Guadalupe-Reinas

Las chicas de Librosb4Tipos están proponiendo una serie de retos de lectura para final de año, acorde con las fechas de famoso Maratón Lupe-Reyes, es decir, del 12 de diciembre al 6 de enero.

Me gusta la idea de acabar el año leyendo autoras, veremos si lo consigo.

1. Un libro de poesía: Cuadernos de poesía crítica de Gloria Fuertes.

2. Un libro infantil o juvenil: Orfeo de Martha Riva Palacio.

3. Un libro de una autora latinoamericana: El círculo de la suerte de Andrea Ferrari.

4. Un libro leído en alguna LC de LibrosB4Tipos: La mujer habitada de Gioconda Belli.

5. Un libro de no ficción: Manifiesto cyborg de Donna Haraway.

6. Un cómic, novela gráfica o libro ilustrado: Nimona de Noelle Stevenson.

7. Un libro de una autora galardonada: La mujer de mi vida de Carla Guelfenbein.

8. Un libro de ciencia ficción o fantasía: El mundo de Yarek de Elia Barceló.

9. Un libro clásico: Jane Eyre de Charlotte Brönte.

10. Un libro de tu autora favorita: Los pacientes del doctor García de Almudena Grandes.



miércoles, 6 de diciembre de 2017

Un sonido como el verano

Desde agosto había visto en librerías esta novela pero por una u otra causa no la compré. La adquirí en la FIL, asistí a la presentación y me lo firmó el autor.

Se trata de la historia de Midori y Mazinger un par de pubertos que se encuentran en un foro de internet y debido a sus semejanzas deciden empezar a escribir una novela sobre pubertos con enfermedades raras. En el libro están los mensajes de los protagonistas así como las partes de las novelas que cada uno aporta. Es interesante ver cómo un mismo autor es capaz de tener esas dos voces diferenciadas: Midori como ella misma y como su novela; Mazinger como él mismo y como su novela. Preferí tanto el discurso personal como el novelado de Mazinger, Midori me recordó demasiado a los pubertos que conozco en vivo y eso interfirió.

Me gustó cómo cada uno presenta el problema que le impide sentirse normal y cómo lidian con esa situación. El tema del acoso escolar que ahora tengo muy presente está incluido y aunque no muestra una solución, sí me permitió ver otra perspectiva.

Lo único que me dejó qué desear fue el desenlace entre los protagonistas: la historia de la novela concluye bien, me gustó mucho pero en la "vida real" no tuve el cierre que me hubiera gustado.

Creo que los pubertos lo podrían disfrutar como lectura porque es ágil y se parece a los formatos que acostumbran.


lunes, 4 de diciembre de 2017

FIL 2017

Me considero fan de la feria no tanto por los libros sino por los eventos. Me gusta escuchar a (algunos) autores ya sea que hablen de su experiencia como escritor, como lector o que compartan algo de su obra. Prefiero a los autores que no he escuchado o a mis favoritos, es muy difícil que vaya a escuchar a alguien que no he leído nunca. 

Desde que terminé de estudiar Letras y la maestría se me ha complicado ir tantas horas seguidas como quisiera a la feria, me he perdido de eventos por estar en el trabajo oficinil o con los pubertos. Este año me sentí más cansada que en los anteriores, no sé si es porque he dejado que los pubertos se lleven toda mi energía, que los años ya me pesan o que no tuve un gran evento que me emocionara con locura. Sí, vino Paul Auster por primera vez pero fue tanto el auge por verlo que tuve que hacer filas enormes y eso le resta a mi ánimo. Sí, vino Almudena Grandes pero solamente la pude escuchar una vez, aunque me saqué una foto con ella. Sí, vino Rosa Montero pero igual solamente la pude ir a ver una sola vez. 

Con todo, disfruté los eventos a los que asistí y los libros que compré me atrajeron por las más variadas razones. Aquí el recuento:


Estos tres de Ediciones El Naranjo son de autoras que me llaman la atención, a dos ya las leí y me gustaron, de la tercera he leído muchas buenas recomendaciones.


Dos del Día Nacional del Libro, el primero de uno de mis autores favoritos.



Cuatro de Ediciones Castillo, el Antonio Malpica le tenía ganas desde hace mucho, los otros tres son novedades. Son de ellas fueron firmadas por sus autores y eso me emociona.


De Alfaguara, otro de Antonio Malpica y tres de autoras que quiero leer.


Del FCE un par de novelas de las que he leído grandes recomendaciones y un libro de poemas que el año pasado me quedé con ganas de comprar.

Creo que ha sido uno de los años en que más libros he comprado, ahora el reto es leerlo antes de que llegue la siguiente feria.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Mitos nórdicos

Como de mitos nórdicos sabía prácticamente nada y de Neil Gaiman he leído casi nada, decidí acercarme a estas historias y me gustaron mucho.

El autor recrea las historias de los dioses y las hace amenas. Lleva una cronología que permite ir avanzando en la lectura con facilidad: primero presenta a algunos dioses y luego cuenta sus aventuras.

Aunque me fue imposible eliminar de mi mente las caras de los protagonistas de las películas de Marvel, disfruté mucho conociendo más de estos dioses y espero leer más sobre ellos.