jueves, 12 de septiembre de 2019

Frankissstein

Conocí a Jeannette Winterson gracias a la dinámica #Leemosjuntas de las chicas de LibrosB4Tipos quienes en el mes de junio, dedicado a la literatura LGBT+, tuvieron como lectura conjunta el libro Fruta prohibida. Luego buscando en las novedades de ciencia ficción me encontré con esta novela de la misma autora y no dudé en leerla.

Se trata de dos historias: por un lado la de Mary Shelley, la escritora de Frankstein, las condiciones en las que escribe la novela y los años posteriores; por otro lado está Ry, un doctor transexual que se encuentra con el profesor Victor Stein quien tiene varios planes lograr que el ser humano viva para siempre.

La parte de Mary narrada en primera persona me volvió a provocar rabia por las acciones de Percy: la falta de dinero y de planes reales de vida, su reacción ante la muerte de sus bebés y en general su modo de actuar.

La parte de Ry primero me confundió pues empezó entrevistando a Ron Lord, un vendedor de sex bots, pero luego lo entrelazó con los experimentos de Victor y todo tuvo sentido.

Me gustó mucho cómo se actualiza la idea de crear vida, de mantener el cerebro por un lado y el cuerpo por el otro, el planteamiento de la pregunta qué nos hace ser quienes somos: en el caso de Ry quien modificó su cuerpo para sentirse bien en él, ¿es el cuerpo, el cerebro, los pensamientos?, ¿en dónde reside la identidad?

Me gustó también cómo cada una de las personas del pasado encuentra su expresión en los personajes del futuro, incluso el mismo Victor Stein con sus mismas obsesiones.

Una novela que deja pensando sobre la identidad y el avance de la ciencia y la tecnología.




martes, 10 de septiembre de 2019

Piso para dos

No sabía nada de este libro pero cuando lo vi en Edición Anticipada como opción para leer, se me antojó mucho por su portada. Es la primera novela de Beth O´Leary una autora británica.

Se trata de la historia de Tiff y Leon quienes, por circunstancias de su vida, comparten de manera inusual un departamento: ella por las noches y los fines de semana y él el resto del tiempo, ya que su profesión de enfermero lo lleva a estar fuera constantemente.

Primero a los amigos de Tiff no les parece buena idea, pero conforme van pasando los días se darán cuenta de que fue una buena opción pues viene saliendo de una relación, por decir lo mínimo, extraña.

En cuanto a Leon, su hermano está en prisión por un delito que  no cometió y su vida está afectada por eso, su novia Kay le pide que pase más tiempo con ella pero él se interesa más por sus pacientes.

El personaje de Tiffy me cayó muy bien desde el principio: no es la típica protagonista de una historia de romance, sin embargo tiene sus encantos y los vamos descubriendo junto con ella. La relación que tenía con Justin, su exnovio, fue mucho más compleja de lo que parecía en un principio y eso le dio más oportunidades de evolucionar. Me gusta mucho el lenguaje que usa, cómo es franca y directa, además de que sus amigos son indispensables para ella.

El personaje de Leon al principio me desconcertaba pues no sabía si era nada más muy serio o si tenía algún secreto negativo. Al pasar de las páginas lo fui conociendo más y me di cuenta de que también tuvo que pasar por una serie de cambios para descubrir más de sí mismo y poder llegar al desenlace.

Los amigos de Tiff cumplen con papeles muy importantes, no solamente como confidentes sino también como apoyo: la dejan que por sí misma se vaya dando cuenta del asunto de Justin, sin presionarla. Además de que Gerty será una pieza fundamental para que el desenlace de la historia sea completamente feliz.

El hermano de Leon, a pesar de estar en prisión, está muy presente en las vidas de Tiff y Leon: primero con llamadas y cartas y luego como parte del conflicto al ayudar a Tiff más de lo que ella misma esperaba.

Mención aparte merece el humor de Tiff, quien parece que hasta en las peores circunstancias puede encontrar algún motivo para hacer un chiste.

Una historia de amor, de crecimiento personal y de risas, para quienes les gusten las historias con un final feliz.



viernes, 6 de septiembre de 2019

La paz de las máquinas

Como parte de su Plan lector para este ciclo escolar 2019-2020 Edebé tiene esta novela de ciencia ficción de Álvaro Yarritu. En esta página se puede ver su booktrailer.

Se trata de la historia de Héctor un joven huérfano que vive con su tía Lidia en la Antártida. Viven en una sociedad del futuro en el cual pasó una guerra entre las máquinas y los seres humanos, después de muertes y destrucción decidieron firmar un pacto para dividir el planeta para cada uno de los seres y dejaron Antártida como un territorio neutral en el cual pueden vivir ambos.

Lidia, veterana de guerra, con un brazo mecánico, se dedica a reparar máquinas y por eso mudarse a la Antártida es ideal: allá tendrá clientes de todo tipo. Abre su taller de reparación con grandes ilusiones hasta que una noche reciben la visita inesperada de "una trece": una máquina diseñada para infiltrarse entre los humanos durante la guerra. Se suponía que todas habían sido destruidas pero ella huyó para no ser asimilada en la Red y  necesita reparaciones. Lidia y Fram, la máquina, llegan a un trato mientras esperan las partes para su reparación, si bien Héctor no está muy conforme con la decisión.

A pesar de que se firmó la paz, hay un grupo de rebeldes, los luditas, que buscan la aniquilación total de la Red de máquinas y para eso tienen un plan que iremos descubriendo, al mismo tiempo que conoceremos los secretos de su líder.

Me gustó cómo está construido el universo de esta sociedad, un tanto pesimista, todavía en el proceso de reconstrucción después de la guerra, con los bandos todavía diferenciados y enfrentados, con una sociedad en la que si estás a favor de las máquinas eres un "lametuercas".

Me simpatizó el personaje de Héctor, un joven confundido, en busca de su propia identidad, quien todavía no sabe cuál es su postura con respecto a las máquinas y a quien la convivencia con Fram le permitirá reflexionar y ver que no todo es negro o blanco.

El personaje de Fram, la máquina, me pareció que es quien más cambia: pasa de ser completamente ajena a las problemáticas de la Red y de los seres humanos, a tomar decisiones que los afectarán a todos.

En cuanto a los adultos, está la tía Lidia, quien hace lo que cree que es mejor para Héctor y sus padres, presentes a través de sus hechos del pasado, que tienen consecuencias en la vida de su hijo.

Una historia sobre aceptar las diferencias a través del conocimiento del otro, del crecimiento personal y de cómo lo que decidimos puede afectar a más personas.




miércoles, 4 de septiembre de 2019

Agencia de detectives escolares

Por azares del destino leí primero la segunda parte de las aventuras de Pedro Cházaro y Pato pero eso no fue un problema ni en aquella lectura ni en esta.

Como el subtítulo nos lo indica, se trata de resolver "el caso del salón embrujado" y para eso el detective y su ayudante deberán infiltrarse en el salón de 5°C, incluso a riesgo de manchar su reputación.

Me encantó cómo los protagonistas nos van guiando por la estructura clásica de una novela de detectives, explicando y ejemplificando cada uno de los pasos, obviamente hasta llegar a la resolución del misterio.

Me gustó mucho cómo cada uno de los alumnos de 5°C tiene su propia personalidad y es crucial para el desarrollo de la historia: la "comunicativa", la enamoradiza, el amante de la lucha libre.

En cuanto a los adultos, sin revelar el misterio, puedo decir que en esta ocasión tienen mucho más protagonismo y, por lo menos a mí, me sorprendió mucho su participación.

Como siempre, el estilo de Jaime Alfonso Sandoval combina el humor con la acción, de tal forma que es muy amena la lectura.

Una novela ideal para los pubertos curiosos a quienes les guste ir descubriendo pistas y para los adultos que disfrutamos una historia bien contada.


lunes, 2 de septiembre de 2019

Niki Zas y el escusado nuclear

Este libro forma parte del Plan lector de Edebé para este ciclo escolar 2019-2020 y está escrito por Gervasio Posadas.

Se trata de la historia de un par de primos que van al mismo salón de clases por lo cual sus enfrentamientos son constantes: uno es Nicolás "Colás" un puberto con ganas de caerle bien a los adultos con base en delatar las travesuras de los demás, en especial las de su primo; el otro Nicolás Zastuenda, mejor conocido como Nikki Zas, más preocupado por divertirse en la escuela que por aprender, siempre buscando alguna manera para hacer menos tareas.

En una de sus muchas travesuras de uno hacia el otro, son los responsables de que las tuberías de la escuela estallen y sea necesario reparar toda la instalación. Por eso, llegan los excusados portátiles y será uno de ellos el que les reserve una sorpresa.

Me gustó cómo está retratada la dinámica de un salón de clases donde los pubertos son inquietos. Los dos primos tienen sus personalidades bien diferenciadas, lo que le da mayor interés a su rivalidad.

En cuanto a los adultos, los padres apenas aparecen como personajes secundarios mientras que los profesores, en especial el director de la escuela, aparecen más y sirven en ocasiones como parte de la dinámica de los protagonistas.

Una historia divertida que seguramente les llamará la atención a los pubertos porque se pueden identificar con el ambiente en el que se desarrolla.