miércoles, 23 de diciembre de 2020

Leer, estudiar y compartir libros de mujeres

Como parte del maratón de lectura Guadalupe-reinas organizado por las chicas de LibrosB4Tipos llega este tercer reto: escribir sobre nuestra experiencia leyendo mujeres.













Recuerdo que en mis primeros años como lectora lo que más leía eran libros escritos por hombres. Sin embargo en ese momento encontré a una de mis autoras favoritas de toda la vida: Christine Nöstlinger. Con su tono divertido narraba hechos que yo no había leído antes: los personajes femeninos de su trilogía sobre Gretchen me cambiaron la perspectiva de las historias que leía.

Al crecer fui más consciente de mis lecturas y ya en la preparatoria buscaba más escritoras. Una vez expuse en la clase de literatura un tema sobre Sor Juana y no recordé uno de los modos de contar las sílabas según los acentos en las palabras y no me salían los endecasílabos. El profesor en lugar de ayudarme y señalar cómo hacer el conteo correctamente, hizo un comentario negativo tanto de mi exposición como del tema.

En la universidad era notorio como en cada clase había muchos pero muchos más escritores estudiados: recuerdo el esfuerzo de encontrar autoras. En esa época tuve acceso a la biblioteca de centro universitario y ahí conocí la obra de tres autoras que me abrieron los ojos a otro modo de escribir: Marcela Serrano, Rosa Montero y Almudena Grandes. Me leí todo lo que había de ellas en la biblioteca y compré los libros que se iban publicando.

Cuando empecé a dar clase a los pubertos no era consciente de cómo, una vez más, se incluían más autores que autoras pero poco a poco lo noté y decidí que leyéramos textos que no se incluían en los libros: recuerdo leer en voz alta con uno de los primeros grupos a los que les di clase "Reina de corazones" de Alessandra Luiselli, un libro que yo había disfrutado mucho en mi adolescencia.

Actualmente en las clases con los pubertos hago hincapié cada que puedo en la importancia de leer diferentes autores y trato de mostrarles opciones que no están en sus libros de texto así como resaltar las que sí aparecen: Nellie Campobello, Rosario Castellanos. Cuando tenemos planes lectores como parte del material, trato de elegir más autoras o por lo menos antologías que tengan tanto escritores como escritoras.

Es por eso que me parece tan importante que se dé visibilidad a las autoras y por lo que iniciativas como la que llevan a cabo las chicas de LibrosB4Tipos es tan importante: leer a autoras nos define como lectoras y qué mejor que leer acompañada de esta comunidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario